Revista Raíces de Papel Nº 10 ( enero-junio ) 2013

Revista Raíces de Papel Nº 10 ( enero-junio ) 2013
DESCARGAR REVISTA (Pulsar sobre la imagen)

REVISTA "RAÍCES DE PAPEL" Nº 12 ( 2014 )

lunes, 14 de noviembre de 2011

lunes, 7 de noviembre de 2011

ME DIJERON -NO VAYAS-


Foto Internet


ME DIJERON -NO VAYAS-
pero yo fui y amé.

Cuántas lágrimas
bebió la amarga tierra,
cuántos besos
que no llegaron nunca a su destino
debieron ser
bajo ella sepultados,
cuántas caricias imposibles
amortajadas antes de nacer.

Es inmenso el dolor
pero no me arrepiento
de no haber escuchado aquellas voces.

Javier Bueno ( Del libro Hoy he sabido que nacerás mujer ) Ed. Cardeñoso Vigo 1998

jueves, 22 de septiembre de 2011

HA LLEGADO EL MOMENTO


Foto Internet

HA LLEGADO EL MOMENTO

Ha llegado el momento
de volver a la luz,
borrar las pesadillas
y clausurar la etílica salida.

Me niego al jaque mate,
que aún corre sangre brava por mis venas.

ha de llegar un día en el que deje
de arrastrar mi esqueleto
y no gusanearé por la hojarasca.

Han de crecerme alas 
sobre la espalda.


Del libro "Hoy he sabido que nacerás mujer" Ed. Cardeñoso 1998

Foto Internet

sábado, 14 de mayo de 2011

DESDE EL PODER DE UN TRUENO

BLACK HORSES  by  DRFRANKEN
DESDE EL PODER DE UN TRUENO
me nace un mal presagio.


Sobre la lluvia trotan
tres corceles de luto.


En sus negras monturas
                                yacen
los restos de mis esperanzas.


Javier Bueno

domingo, 1 de mayo de 2011

ACCIÓN, REACCIÓN ( DÍA DE LA MADRE )

Foto Internet

MADRE  > GRACIAS

A VECES LAS MADRES SE AUSENTAN TODA UNA VIDA...
FELICIDADES A TODAS LAS MADRES QUE PUEDEN DISFRUTAR DE SUS HIJOS,
Y A LOS HIJOS QUE TIENEN LA INMENSA SUERTE DE PODER ABRAZAR A SUS  MADRES.

sábado, 2 de abril de 2011

PADRE, ME DUELE TU AUSENCIA (A mi Padre en el quinto aniversario de su partida)


Hace cinco años, nos dejaste, después de una dura batalla contra el dolor. Gracias por tu bondad y actitud generosa en todo momento. Con agradecimiento al personal de la Residencia Monte Carmelo de Madrid.


PADRE, ME DUELE TU AUSENCIA

Desde mi universo sin sol,
sigue creciendo mi cariño

Me encuentro feliz pues te siento joven,
abandonado ya el cuerpo
que te hizo esclavo
y te encadenó al dolor.

Padre, por fin
ha terminado el tiempo oscuro
y aquellos malos sueños
que poblaron tus noches.

Han vuelto al mar los peces, ya no están
debajo de tu cama,
ni salen a asustarte
cuando llega la sombra
del mediodía.

Padre, mis lágrimas no son amargas,
se han tornado dulces y generosas
como fue siempre tu mirada
y el hueco de tus manos.

GRACIAS, PADRE,
por ser semilla buena del Dios Bueno
que en tu ser habita.

Javier Bueno

sábado, 19 de marzo de 2011

EN ESTE MOMENTO


En este momento
del breve y fugaz adiós,
cuando nuestras manos
se niegan a desabrocharse,
desapareces en un túnel
desconchado y de luz fría.


Me llevo de prestado
el oro de tus ojos hecho sombra,
me hago impar
y mis pasos se pierden
en un empinado espejo gris
que me devuelve a la noche.


Javier Bueno del libro "Hoy he sabido que nacerás mujer" (Ed. Cardeñoso Vigo 1998)






jueves, 10 de febrero de 2011

LA SIRENITA DE FINISTERRE


LA SIRENITA DE FINISTERRE


   Esa mujer, día tras día, permanece frente al mar, con sus arrugas y un descolorido traje, rojo intenso años atrás. Cuatro hileras de azabache motean  de negro la ajada pechera. Sus piernas, tan admiradas en el pasado, siguen cubiertas con las mismas medias plateadas de entonces, repletas de agujeros y carreras. Todo lo deformó la espera y el dolor.
   Muchos años han pasado desde que llegara a este pueblo costero para actuar en el casino. "LA SIRENITA DE FINISTERRE - LA MEJOR CUPLETISTA DEL UNIVERSO"; así lo pregonaban los carteles con su foto.
   Pablo, el pescador más guapo, según decían las mujeres, se enamoró de ella tan pronto apareció en el escenario. Aquella misma noche la colmó de caricias.  Era la primera vez que el muchacho gozaba un pecho de mujer, una cintura frágil.
   Ella supo que él era distinto y se rindió a su hechizo. Descubrieron el amor sobre la playa. -¿Qué quieres que te regale? -preguntó Pablo, dispuesto a darle cuanto pidiera. La Sirenita ya no necesitaba nada, sólo a él, pero, por no desairarlo, dijo entre risas y al azar: Una perla muy grande. Y Pablo, sin dudarlo un instante, se perdió mar adentro.
    Desde entonces, lo espera con la misma ropa, en el mismo lugar, segura de verle regresar entre las olas con la perla más hermosa que imaginarse pueda.

Javier Bueno




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...